4 de febrero, todos contra el Cáncer

Con el lema "Nosotros Podemos. Yo Puedo" el 4 de febrero la comunidad global conmemora el Día Mundial contra el Cáncer. El Hospital Dr. Horacio Heller se une a esta campaña para reflexionar y pensar en cómo el cáncer nos afecta a todos de una forma u otra, y que todos podemos hacer algo para reducir el impacto de esta enfermedad en las personas, las familias y las comunidades.

La campaña 2018 hace un llamamiento al esfuerzo conjunto entre gobiernos, organizaciones no gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil para promover acciones e inversiones en áreas como el control del tabaco, la promoción de estilos de vida saludables, el tamizaje y la detección temprana del cáncer, así como la mejora en los servicios de tratamiento y en el acceso a los cuidados paliativos.

El lema “Nosotros podemos. Yo puedo” nos interpela de alguna manera, y nos ofrece una oportunidad para reflexionar y pensar en lo que queremos hacer, para comprometernos y actuar. Este esfuerzo se debe centrar tanto en la prevención, como en el control de esta enfermedad, mediante la reducción en la exposición a los factores de riesgo para cáncer y la mejora en el acceso al diagnóstico temprano y tratamiento adecuado.

Desde el hospital se trabaja para facilitar la atención en consultorio, promover un estilo de vida saludable, la alimentación sana, el ejercicio físico, evitar el tabaco y el alcohol, y realizar en la población los estudios de rastreo indicados (control mamario, cuello, colon y recto).

La Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud trabajan con los países miembros en diferentes aspectos relacionados con la prevención y control del cáncer.

La carga del cáncer se puede reducir mediante mediante la implementación de estrategias basadas en la evidencia para su prevención, tamizaje, detección temprana, tratamiento y también para mejorar el acceso a los cuidados paliativos. Los factores de riesgo modificables más comunes para el cáncer, son compartidos con los de otras enfermedades no transmisibles, e incluyen:

El consumo de tabaco.

Baja ingesta de frutas y verduras.

El uso nocivo de alcohol.

Falta de actividad física.

Algunos de los factores de riesgo específicos para cáncer incluyen las infecciones crónicas del virus del papiloma humano (VPH) -para cáncer cervicouterino-, hepatitis B y C -para cáncer de hígado- y H. pylori -para cáncer de estómago.